La nueva identidad de Osborne que pone en valor su trayectoria y presenta sus aspiraciones de futuro

Se trata de una nueva imagen visual creada por la consultora Baud y entra dentro de un Plan Estratégico Corporativo que pretende impulsar el prestigio de la marca y fortalecerla.

La consultora estratégica de marca Baud ha renovado la identidad corporativa de Osborne, una de las marcas españolas de vinos y bebidas espirituosas más icónicas y reconocidas. Por ello, se ha llevado a cabo la redefinición de su estrategia de marca y el rediseño de su expresión visual con el objetivo de poner en valor, no sólo su trayectoria, sino también su dimensión y sus aspiraciones de futuro.

“La nueva imagen de Osborne traslada la realidad de una compañía contemporánea e innovadora, respetuosa con su origen y su historia, y embajadora de productos gastronómicos españoles reconocidos mundialmente”.

Con esta nueva identidad visual, Osborne apuesta por evolucionar su identidad corporativa para impulsar sus objetivos de negocio, en línea con su visión 2030 y su Plan Estratégico Corporativo. “Osborne es una marca muy emblemática con un inmenso legado. El gran reto ha sido mantenerlo vivo y conseguir actualizarlo para las generaciones futuras, sin perder de vista las raíces culturales que la marca representa”, explica Carlos Corral, CEO de Baud.

OSBORNE: LEGADO Y FUTURO

Aunque el “Toro de Osborne” se ha convertido en un auténtico icono nacional, la marca quería enfocar esta nueva identidad como un proyecto a largo plazo. De esta forma, Osborne ha llevado a cabo la redefinición de su marca corporativa con el objetivo de poner en valor no solo su larga trayectoria, sino también su dimensión y su visión de futuro, dejando claro que es una marca que todavía tiene mucho que decir.

La nueva expresión visual de la compañía proyecta esa personalidad arraigada en sus orígenes pero que, a su vez, no pierde su carácter más contemporáneo e innovador. En definitiva, una identidad más experiencial que pone en valor la historia y el legado de la marca, pero que, al mismo tiempo, mira hacia el horizonte para adaptarse a los nuevos tiempos conectando con sus consumidores y con la sociedad.

EVOLUCIÓN VISUAL

Para la evolución del logotipo se realizó un estudio exhaustivo del peso de la tipografía compensándola con la mancha del símbolo. En el proceso, también se estudiaron otros aspectos como el interletrado, la contraforma, las alineaciones, las curvaturas y la altura de los caracteres, todo ello con el objetivo de crear un logotipo con una tipografía propia, reconocible y atemporal. 

En la construcción de la nueva gama cromática, se ha realizado una evolución de los colores históricos de la marca para reflejar a través de ellos los orígenes y la esencia más pura de la marca Osborne. Se trata de colores presentes en la tierra, en los árboles, en los campos y en el vino. Una grama cromática que representa a la perfección el equilibrio entre tradición y modernidad. Además, se ha apostado por un uso tipográfico más amplio utilizando fuentes condesed y extended que generan un universo visual moderno, identitario y muy versátil. Asimismo, se emplea una tipografía caligráfica para generar texturas que evoquen tradición y que fue extraída de las cartas que Thomas Osborne Mann, el fundador de Osborne. 

SOBRE BAUD

Baud es una consultora estratégica con más de 15 años de experiencia dinamizando y transformando organizaciones a través de la gestión de la marca. Entre sus clientes destacan compañías como Carrefour, El Corte Inglés, Laboratorios Indas, Mahou, Manolo Bakes,Tiendanimal y Bergé entre otras. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *